Página agregada a favoritos

Recursos

Noticias

CASE Noticias

El cuidado y el mantenimiento adecuado maximizan la productividad y el tiempo productivo

  • Publicado mié sep 10, 2014

Las cargadoras de ruedas reciben una paliza. Trabajan con materiales que desgastan el mismísimo acero con el que están construidas.

Publicado en la revista Pit & Quarry.

Las cargadoras de ruedas reciben una paliza. Trabajan con materiales que desgastan el mismísimo acero con el que están construidas. Levantan y transportan enormes cargas por terrenos disparejos durante horas y horas. Combaten el polvo que se empeña en meterse en lugares donde no debe. Pero las tribulaciones de las cargadoras de ruedas disminuyen cuando los propietarios y los operadores hacen un mantenimiento adecuado. Estos son algunos consejos para incrementar el tiempo productivo de su cargadora de ruedas y, en última instancia, aumentar la productividad y prologar su vida útil.

El chequeo pre y post operación: la parte más importante de su día

Una inspección diaria de la cargadora de ruedas, tanto antes como después de la operación, es una parte esencial de la jornada. Antes de empezar, revise todos los elementos diarios asociados con fluidos y filtros. Al igual que con su salud personal, la prevención es el mejor medicamento y determinar cuando algo anda mal antes de empezar a trabajar es la mejor forma de evitar problemas más graves.

Del mismo modo, en las operaciones de canteras y formación de agregados también es importante prestar mucha atención a las funciones de la maquinaria que contribuyen con la seguridad, tanto de la máquina como de las personas que trabajan a su alrededor.

Asegúrese de que la visibilidad del operador no se ve disminuida por obstrucciones innecesarias. Busque mellas y grietas en las ventanas. El vidrio debe estar limpio y se lo debe lavar con frecuencia; se deben mantener los niveles de líquido de limpieza del parabrisas y las escobillas del limpiaparabrisas.

Otros ejemplos de componentes de seguridad que debe revisar antes y después de la operación son las luces de funcionamiento, las cámaras de visión trasera, las alarmas de retroceso y los cinturones de seguridad. También debe verificar que no haya residuos acumulados. ¿Los escalones están limpios para evitar resbalones? ¿Las barandillas están limpias? ¿Los conductos de aire se limpiaron para evitar el empañamiento de la cabina?

Además de la seguridad, concéntrese en los artículos que se desgastan: revise las herramientas y los cucharones que tocan el suelo durante la verificación para detectar señales de desgaste o agrietamiento. Además de la revisión pre-operación, ésta debe ser la principal prioridad al finalizar el turno. Esa suele ser la mejor oportunidad para detectar grietas, pérdidas u otros daños que se podrían haber generado durante el día.

Aproveche al máximo los avances tecnológicos

Las cargadoras de ruedas están diseñadas con una gran variedad de avances tecnológicos. Aprovéchelos como parte del proceso de mantenimiento del equipo.

Por ejemplo, algunas cargadoras de ruedas usan controles programables para disminuir el golpeteo con que se encuentran las cargadoras de ruedas y sus operadores en canteras. Una de esas funciones es el control de desplazamiento que tienen las cargadoras de ruedas CASE. Disminuye el rebote del brazo de la cargadora durante el desplazamiento y amortigua la vibración que alcanza a los componentes críticos de la maquinaria. El sistema es especialmente beneficioso en aplicaciones de formación de agregados debido al peso que transportan las cargadoras de ruedas y al terreno disparejo sobre el cual transportan los materiales.

Ya que hablamos de tecnología, aproveche la telemática siempre que sea posible. Le ofrece información aplicable, desde la cargadora de ruedas hasta el emplazamiento que usted elija, incluida una computadora, laptop o equipo móvil de la oficina. Muchos la usan para programar alertas de mantenimiento automatizadas, que disminuyen significativamente el tiempo necesario para el proceso de recopilación de datos y el papeleo que desencadena el mantenimiento preventivo o correctivo. Los usuarios también pueden obtener informes rápidamente, con toda la información pertinente necesaria para programar el mantenimiento en el momento adecuado. Además, los usuarios pueden concentrarse en áreas específicas que requieran atención. En breve, es una tecnología ideal para que las operaciones alcancen el máximo tiempo productivo de la cargadora de ruedas.

Se debe tener en cuenta que algunos fabricantes ahora ofrecen la telemática como una solución complementaria. Por ejemplo, CASE SiteWatch es un componente de CASE ProCare, que viene como equipamiento estándar en todas las nuevas cargadoras de ruedas grandes de CASE.

Mantenimiento más nuevo para motores más nuevos

Muchas de las cargadoras de ruedas más nuevas en la industria están construidas con motores tecnológicamente avanzados que exigen un nivel diferente de mantenimiento en comparación con los modelos de cargadoras más viejos. Estos motores están diseñados con sistemas de combustible de conducto común y alta presión (HPCR). Con el HPCR, la pureza del combustible es crucial. El depósito de almacenamiento del combustible debe ser inspeccionado regularmente para verificar que no haya óxido ni daños. Otro aspecto importante es cambiar los filtros de combustible según los intervalos recomendados por el fabricante, o con más frecuencia si así lo exige el entorno de trabajo. Use filtros OEM en vez de las copias que por lo general cuestan más a largo plazo. Siga las recomendaciones del fabricante acerca de los tipos de filtro y su tamaño. Use filtros del mismo tamaño en micrones para el sistema de combustible y los depósitos de almacenamiento, a fin de garantizar un suministro limpio. Recuerde drenar el agua del separador todos los días o inmediatamente si la luz de advertencia indica que hay un inconveniente. Revise periódicamente las líneas de combustible en caso de que haya pérdidas.

Muchas de las cargadoras nuevas también están equipadas con la tecnología de reducción catalítica selectiva (SCR) para cumplir con las normas de Nivel 4. La SCR es popular porque cumple con los requisitos medioambientales y al mismo tiempo permite que las cargadoras de ruedas se desempeñen a capacidad máxima.

La SCR disminuye la formación de partículas de suspensión en la cámara de combustión y elimina los contaminantes ya que trata los gases del escape con el líquido de escape diésel (DEF). Es una solución de Nivel 4 simple y fácil de mantener. Los filtros del circuito DEF son fáciles de acceder en la mayoría de las maquinarias y vienen con el mismo cronograma de mantenimiento que el aceite del motor. El DEF, que solo es necesario en cantidades relativamente pequeñas, es fácil de encontrar y rellenar. Una luz de advertencia le indica cuando queda poco DEF. El reabastecimiento del tanque de DEF también se puede realizar como parte del mantenimiento regular cuando se revisen los niveles de líquido o cuando se vuelva a añadir combustible. Con una cargadora de ruedas equipada con SCR, solo debe usar aceites estándares y diésel.

No descuide los aspectos básicos

A pesar de todos los avances que tienen las cargadoras de ruedas más nuevas, en las operaciones de canteras no se pueden descuidar las mejores prácticas de mantenimiento básico.

Todos los técnicos de mantenimiento saben que los filtros y los fluidos deben ser cambiados en los intervalos recomendados, pero eso no siempre sucede. Asegúrese de que exista un plan de mantenimiento vigente, y también de que lo sigan. Tenga en cuenta los cambios de filtros y fluidos antes de los intervalos recomendados debido a las exigencias de las aplicaciones de formación de agregados. Puede celebrar un contrato de mantenimiento planificado con su concesionario para simplificar este proceso y asegurarse de que el trabajo se hace bien. Algunos fabricantes ofrecen el mantenimiento planificado como un servicio estándar en el momento de la compra, como el plan de tres años que se proporciona junto con CASE ProCare.

El análisis de los fluidos también es importante. El programa adecuado de análisis emitirá una advertencia con respecto a la salud del motor de la cargadora de ruedas, sus engranajes planetarios, sus ejes, sus sistemas hidráulicos y sus cajas de engranajes. Una detección temprana puede ahorrar considerablemente tiempo y dinero.

Algunas maquinarias incluyen actividades de mantenimiento automatizadas, como los puntos de engrase autolubricantes que se activan a intervalos predeterminados. Si su cargadora de ruedas tiene dicha función, asegúrese de que los intervalos seleccionados están programados de acuerdo con su aplicación. Otra de las mejores prácticas comprende asegurarse de que los radiadores no se pasen por alto, ya que el polvo de las aplicaciones de formación de agregados puede ser extremadamente severo sobre los sistemas de enfriamiento de las cargadoras de ruedas. También es la razón por la que algunas cargadoras de ruedas incluyen nuevos métodos de refrigeración, como el sistema de enfriamiento de “cubo” presente en las nuevas cargadoras de ruedas CASE serie F. Este diseño incluye cinco radiadores ensamblados juntos para una circulación de aire frío consistente. Verifique que el equipo aproveeche los ventiladores reversibles del sistema de cubo que soplan hacia afuera el polvo y los residuos. Es un paso de mantenimiento fácil y extremadamente efectivo a la hora de prevenir.

Preste atención a los neumáticos

Las aplicaciones de formación de agregados típicas determinan un nivel de cuidado más alto cuando se trata de la selección y el mantenimiento de los neumáticos de la cargadora de ruedas. La razón: los componentes clave son susceptibles a los daños si los neumáticos no son del tamaño correcto y no están bien inflados.

En muchas canteras se eligen neumáticos con diseño radial para dejar una buena huella y mantener un buen esfuerzo de tracción. Esta es una buena práctica, pero solo comprende parte de la ecuación. El equipo también debe asegurarse de que los diámetros exteriores sean idénticos entre todos los neumáticos. Los neumáticos con diferentes diámetro exteriores pueden, técnicamente, ser del mismo tamaño, pero no coincidirán con su cargadora de ruedas. En última instancia, la maquinaria intentará compensarlo, colocando la tensión dispareja e indebida sobre ciertas partes de la máquina, lo cual puede generar problemas de mantenimiento no deseados.

La inspección de los neumáticos debe formar parte de la rutina diaria de inspección. Asegúrese de que las presiones son las correctas y de que no se produjeron daños, lo cual contribuye a garantizar que la maquinaria se encontrará en perfecto funcionamiento durante todo el día.

Todo tiene que ver con las utilidades

Los fabricantes de equipos de construcción han introducido una gran cantidad de características durante el transcurso de los años para asegurar que las cargadoras de ruedas podrán soportar los rigores de las aplicaciones de formación de agregados Los fabricantes de equipos también facilitaron el mantenimiento de estas maquinarias, en comparación con lo que sucedía en el pasado. Lo que resta ahora es que los propietarios y los operadores sigan las mejores prácticas de mantenimiento para que sus cargadoras de ruedas tengan un buen funcionamiento y una vida útil saludable.

¿Qué podemos ayudarle a encontrar?

0 resultados encontrado
tipo
filtrado por:

No se han encontrado resultados

Haga clic en este icono en todo el sitio para agregar páginas a sus favoritos.

Mis favoritos de CASE

0 resultado encontrado