Página agregada a favoritos

Recursos

Noticias

CASE Noticias

Los refrigerantes OAT para motores diésel, formulados para motores de Nivel 4

  • Publicado mié jun 4, 2014

A medida que los fabricantes empiezan a llenar los equipos en fábrica con refrigerante OAT, es importante notar el tipo de refrigerante antes del rellenado y comprender sus beneficios en comparación con el refrigerante convencional.

La tecnología de los motores diésel de Nivel 4 ha cambiado la forma en que muchos sistemas de equipos de construcción funcionan - y eso incluye al refrigerante para motor. Los avances en los motores de Nivel 4 por lo general crean mayores temperaturas de combustión y presión en el cilindro. El refrigerante debe resistir la acumulación de depósitos y otros problemas que pueden producirse rápidamente en estas condiciones.

Como resultado, los fabricantes han empezado a despachar maquinarias de Nivel 4 Final con refrigerante de tecnología de ácidos orgánicos (OAT, por sus siglas en inglés) de fábrica (una forma de refrigerante de duración prolongada, o ELC, por sus siglas en inglés). Por ejemplo, CASE comenzó a despachar ciertas maquinarias con este refrigerante en diciembre de 2013 y lo expandirá en otras líneas de productos hasta 2016. Todas las maquinarias CASE de Nivel 4 Final con motores FPT en la categoría de emisiones de ≥56 kW llevarán refrigerante OAT cuando dejen la fábrica. La fábrica introducirá gradualmente el refrigerante OAT a diversos intervalos en las demás categorías de emisiones.

Las maquinarias despachadas con refrigerante OAT de fábrica podrán ser identificadas fácilmente mediante una etiqueta de formulación del refrigerante ubicada en el depósito del mismo.

Este refrigerante no es nuevo - ya ha sido ampliamente usado y con resultados efectivos en aplicaciones de energía y transporte por carretera durante muchos años - pero su aplicación estándar en la fábrica, en equipos de construcción, aumentará a medida que se utilicen más maquinarias de Nivel 4 Final. Es importante que los gerentes de flota, el personal de mantenimiento y los operadores identifiquen las maquinarias con refrigerante OAT, comprendan las ventajas que ofrece este refrigerante y los peligros de mezclar este tipo con los refrigerantes convencionales o de marcas inferiores (que no se debe hacer).

¿Qué es la OAT?

El refrigerante OAT incluye nuevos inhibidores de corrosión que representan aproximadamente menos del 5 por ciento de su volumen total. El 95 por ciento restante está formado por una mezcla de etilenglicol similar a la de los refrigerantes convencionales. Los inhibidores de corrosión del refrigerante OAT se basan en carbono, en contraposición a los inhibidores de nitrito de los refrigerantes convencionales - y esa es la diferencia.

Los inhibidores de corrosión convencionales presentes en los refrigerantes ofrecen una protección excelente, pero son más propensos a la degradación durante el transcurso de su vida útil. Se ha determinado que los silicatos también causan problemas de formación de gel con el tiempo. El nuevo refrigerante OAT usa sales orgánicas para proteger de la corrosión, y éstas se consumen mucho más lentamente en comparación con el refrigerante convencional. La nueva tecnología basada en carbono genera una capa protectora más resistente que defiende de la cavitación en el entorno operativo más severo.

Mejor protección, intervalos prolongados

El beneficio principal de la OAT es la mayor protección del motor y el desempeño general mejorado del refrigerante durante su vida útil. Los refrigerantes OAT ayudan a eliminar los depósitos/la contaminación que impiden la transferencia de calor del metal al refrigerante y que actúan casi como un aislante que evita que el refrigerante haga su trabajo. Sin estos depósitos, el intercambio de calor se mantiene durante períodos de tiempo más prolongados, lo cual mejora el desempeño general mejorado del refrigerante.

El segundo beneficio principal es una vida útil más larga que, como mínimo, duplica la vida útil de los refrigerantes convencionales. Las fórmulas más antiguas de refrigerantes proporcionan una vida útil que varía entre 1,200 y 2,000 horas (o dos años, lo que suceda primero). Los refrigerantes OAT a menudo pueden cumplir o superar un rango de 4,000 horas/4 años a 6,000 horas/6 años en aplicaciones de equipo pesado (siempre se debe consultar el manual del propietario de la maquinaria). Esta vida útil prolongada contribuye a simplificar el mantenimiento y disminuye la generación de residuos, además de las molestias causadas por desechar/reciclar los refrigerantes para motor.

Lo que usted debe saber

Las maquinarias con refrigerante OAT de fábrica incluirán una calcomanía cerca del punto de llenado donde se indica claramente el uso de un refrigerante OAT. También identificará la marca/fórmula del producto usado en la fábrica. Esto es crítico por dos razones: los refrigerantes convencionales no pueden ser mezclados con los OAT, y otras marcas/fórmulas de refrigerantes OAT pueden causar problemas si no coinciden con la especificación de material del refrigerante usado en la fábrica. La mezcla de refrigerantes convencionales u OAT de marcas inferiores con el refrigerante empleado en la fábrica disminuirá la vida útil prolongada de dicho refrigerante. Es posible que también cause otros problemas de compatibilidad.

Los clientes pueden esperar que el nuevo refrigerante OAT tenga un color diferente en comparación con el color verde del refrigerante tradicional. Los colores pueden variar según el proveedor del refrigerante. Si tiene alguna duda acerca del refrigerante que se usó en su maquinaria, busque la etiqueta correspondiente o bien comuníquese con el departamento de servicio del concesionario.

Los refrigerantes OAT son compatibles con los motores de tecnologías anteriores y proporcionarán una mayor protección y vida útil. Sin embargo, depende del fabricante determinar qué modelos operarán efectivamente con la OAT. En líneas generales, la mayoría de los modelos de Nivel 3 y Nivel 4 son compatibles con la OAT, además de algunos modelos de Nivel 2.

Si decide cambiar de un refrigerante a otro, se recomienda purgar el sistema al menos tres veces antes de añadir el nuevo refrigerante. Esto eliminará el riesgo de que se produzca una contaminación.

También es muy importante usar solo agua destilada o desionizada al mezclar el refrigerante a partir de un concentrado. El uso de agua dura, agua blanda o cualquier tipo de agua con sal disminuirá las capacidades de protección del refrigerante. Si no hay agua destilada o desionizada a disposición, consulte con el fabricante o en la etiqueta para conocer las propiedades del agua aceptable para la mezcla.

Todos los modelos CASE de Nivel 4 Final que se despachan con refrigerante OAT incluirán el refrigerante de vida útil prolongada Actifull™ OT. Consulte con el representante de piezas o servicio del concesionario para obtener información adicional. Si tiene dudas, siempre consulte el manual del propietario.

¿Qué podemos ayudarle a encontrar?

0 resultados encontrado
tipo
filtrado por:

No se han encontrado resultados

Haga clic en este icono en todo el sitio para agregar páginas a sus favoritos.

Mis favoritos de CASE

0 resultado encontrado