Página agregada a favoritos

Recursos

Noticias

CASE Noticias

Mejores prácticas de gestión de líquidos para equipos de construcción

  • Publicado jue may 12, 2016

El mantenimiento y el análisis del estado de los aceites del motor, los líquidos hidráulicos y el refrigerante del motor del equipo les proporcionará a los propietarios y los operadores valiosa información sobre el estado de las máquinas.

No solo ayudará a prolongar la vida útil de la máquina y aumentar la productividad, sino también ayudará a los gerentes de flotas a evitar costosos períodos de inactividad y reparaciones.

Cuando se trata de seleccionar los líquidos y aceites para las máquinas, la práctica más importante es revisar el manual del operador. Tiene información sobre los líquidos recomendados y las capacidades para cada máquina, así como intervalos de servicio recomendados.

A continuación, se mencionan algunas mejores prácticas adicionales para la mayoría de los tipos de aceites y líquidos que los equipos de construcción requieren para funcionar correctamente en el sitio de trabajo.

Mejores prácticas generales

Existen algunas prácticas de gestión generales de líquidos y aceites que los gerentes de equipo pueden aplicarle a toda su flota.

  • Mantenga un registro de todas las máquinas de la flota y distinga cuáles requieren aceites diferentes. Haga preguntas, como: "Si adquiero este aceite, ¿en qué piezas de la flota puedo usarlo? ¿Qué componentes puede cubrir? ¿Cuántos aceites diferentes necesito tener en stock? ¿Debo salir y adquirir un líquido especializado?” Mantener un registro detallado también lo ayudará a determinar con qué frecuencia se debe comprar el líquido, ya sea mensual o trimestralmente, dos veces al año, etc.

  • Observe cuánto aceite o combustible se consume, con qué frecuencia y el programa de mantenimiento programado del operador. En función de los trabajos, puede ser beneficioso acortar o ampliar el calendario de mantenimiento programado.

  • Sepa quién es responsable del relleno de los líquidos. ¿Hay un camión de la flota que pase y compruebe los niveles de líquido y garantice que se llenen? ¿O los operadores serán responsables de sus propias máquinas?

  • Establezca una relación cercana con el concesionario. Los propietarios de equipos deben poder sentarse y discutir con el concesionario cómo gestionar de mejor forma los sistemas de líquidos en sus equipos. Los propietarios también deben conocer bien la garantía de la máquina y cómo pueden afectarla los líquidos utilizados.

  • Analizar el líquido también puede proteger el equipo. Por ejemplo, el programa de análisis del líquido Systemgard™ de CASE consiste en enviar pequeñas muestras del aceite del motor, del aceite de la transmisión y el refrigerante del equipo a un laboratorio para realizar pruebas que identifican el estado general de los líquidos, junto con las partículas contaminantes. Los informes resultantes pueden advertirles a los gerentes de flotas sobre una amplia variedad de condiciones, desde filtración de aire ineficaces hasta cojinetes en deterioro, de modo que puedan abordar los problemas de desgaste o rendimiento antes de que ocurra una falla costosa.

Aceite del motor

El aceite del motor es una parte fundamental de la máquina, ya que se encarga de proteger los componentes internos esenciales del motor contra la corrosión.

Los propietarios de equipos deben usar aceites de OEM (del inglés Original Equipment Manufacturers, Fabricantes de equipos originales) deben utilizar aceites y filtros específicamente diseñados y hechos para el equipo del fabricante. A menudo, utilizar líquidos fuera de las especificaciones o mezclar líquidos puede provocar costosos daños en la máquina y sus componentes.

Por lo general, los equipos de construcción pueden alcanzar 300 horas entre los intervalos de cambio de aceite del motor. Algunos fabricantes, como CASE, ofrecen aceites de motor especializados que prolongan la vida útil. El aceite del motor Unitek del fabricante es semisintético y amplía los intervalos hasta 500 horas.

En el manual del operador también se establece la variación de la duración del aceite del motor para temperaturas atmosféricas y qué grado de viscosidad usar. La viscosidad se refiere a cómo el líquido fluye en ciertas temperaturas.

En temperaturas más bajas, un aceite menos viscoso funciona mejor. En temperaturas más altas, se recomienda usar un líquido más viscoso. Mientras menor sea el número antes de la W que aparece en el grado de viscosidad, más tolerancia a las bajas temperaturas. Por ejemplo, si una máquina funciona en condiciones de -20 °, se recomienda un aceite 0W40. El número después significa que es lo suficientemente viscoso como para un motor caliente y tiene una mayor tolerancia al calor.

Por esto, es esencial que los propietarios y los operadores sigan las recomendaciones de intervalos de cambio y lubricantes del fabricante de la máquina.

Líquido hidráulico

El líquido hidráulico es una herramienta multifuncional que ayuda a que una máquina se mantenga funcionando correctamente. No solo es responsable de la transferencia de calor, sino también se utiliza como sellante y lubricante.

Lo primero que hay que saber acerca del aceite hidráulico es que no hay especificaciones universales para él. Cada fabricante tiene un determinado tipo de aceite hidráulico con un grado de viscosidad propio adecuado para sus máquinas. Hay aceites hidráulicos genéricos en el mercado, pero a menudo no son compatibles con versiones anteriores, lo que implica que no se pueden usar en máquinas más antiguas y podrían costar dinero a largo plazo a los propietarios.

Es esencial que los usuarios sigan las recomendaciones de los OEM en relación con el líquido hidráulico. Los propietarios deben considerar la especificación de la bomba y del equipo, la carga utilizada en el líquido, el tipo de bomba, y las condiciones y aplicaciones de funcionamiento.

Los líquidos se deben guardar en tambores o depósitos adecuados para evitar el agua y los contaminantes. Se debe comprobar que los líquidos estén limpios de forma regular. Los gerentes de flotas deben revisar la claridad y los sedimentos y, al igual que en otros líquidos, si se detecta cualquier "imprecisión", es posible que exista exceso de agua o contaminación.

Los propietarios deben asegurarse de que los operadores están debidamente capacitados en el sistema hidráulico y sus líquidos. Esto incluye el mantenimiento correcto de las juntas y mangueras, con embudos limpios y prestando atención a las fugas.

Los líquidos hidráulicos deben cambiarse tan a menudo como se recomienda en el manual del propietario o con mayor frecuencia si se trabaja en entornos difíciles o extremos.

DEF

Con la puesta en marcha de los motores Tier 4 en la industria, más fabricantes eligen usar la tecnología SCR (del inglés Selective Catalytic Reduction, Reducción catalítica selectiva) para cumplir con las normas de emisiones Tier 4 final y eso requiere líquido de escape diésel (DEF, por su sigla en inglés). Se inyecta DEF en el flujo del escape y las emisiones se convierten en nitrógeno y agua.

El DEF se compone de 67,5 % de agua desionizada y 32,5 % de urea sintética de alto grado. Es seguro y fácil de manejar. Sin embargo, que el DEF generalmente sea seguro e inerte no significa que se puede manipular a la ligera. De hecho, la calidad y la integridad del DEF deben mantenerse para que el sistema Tier 4 funcione al máximo rendimiento.

La gestión adecuada del DEF requiere protegerlo contra la evaporación y las temperaturas extremas y la mayor preocupación es lo fácil que se contamina.

El equipo que utiliza DEF tiene sensores que analizan continuamente la calidad del DEF que se consume. Si se detecta un desequilibrio, causado por evaporación o contaminación, se producirá un código de falla. Los inyectores que miden el DEF que entra en el flujo del escape son instrumentos de precisión con tolerancias estrictas similares a los inyectores de combustible. La mayoría de los sistemas SCR tiene un filtro de cartucho para proteger estos inyectores y mantener el DEF libre de contaminantes ayudará a garantizar la máxima vida útil del filtro.

Uno de los principales requisitos de mantenimiento de un sistema DEF es que, por lo general, el filtro del interior del módulo de bombeo debe cambiarse en intervalos de 1200 y 1500 horas (en función del modelo/sistema). Es responsabilidad de los propietarios y del operador comprobar el número de horas en la máquina y cambiar el filtro en conformidad.

El operador debe comprobar visualmente el líquido y anotar su apariencia. La primera indicación de contaminación es la turbiedad, la decoloración o la presencia de partículas.

Otra práctica importante es el almacenamiento correcto del DEF. Algunos componentes del líquido pueden degradarse por la luz del sol directa o las temperaturas extremas. Sin embargo, la mayor amenaza para la pureza del DEF se origina de los sistemas de bombeo y contenedores.

El DEF debe manipularse en contenedores que hayan sido fabricados específicamente para el líquido, hechos con materiales aprobados según la norma ISO, enjuagados y sellados en conformidad. Los operadores no deben volver a utilizarlos o rellenar contenedores abiertos. Es importante que el DEF permanezca en un sistema de bucle cerrado desde el suministro hasta la maquinaria en terreno, lo que proporciona protección máxima contra la contaminación.

Con un contenedor adecuado de plástico HDPE (del inglés High Density Polyethylene, Polietileno de alta densidad) o de acero inoxidable en temperaturas medias de 50 °F, el DEF puede mantener sus cualidades durante unos 36 meses. Esto se reduce a 18 meses a 77 °F, 12 meses a 86 °F y a solo seis meses en el caso de DEF constantemente expuesto a temperaturas superiores a 96 °F.

Refrigerante OAT

Las tecnologías de motor diésel Tier 4 han cambiado la forma en que funcionan los sistemas y motores de los equipos. Estos avances también han ampliado el mercado para nuevos refrigerantes de motor, que generan temperaturas de combustión y presiones de cilindro más altas.

Muchas máquinas Tier 4 final tienen refrigerante basado en tecnología de ácido orgánico (OAT), una forma de refrigerante de duración superior. Su principal ventaja es la mayor protección del motor y un mejor rendimiento durante su vida útil.

Las máquinas llenas de fábrica tendrán una etiqueta cerca del punto de llenado que indica claramente el uso de refrigerante OAT y su marca o formulación. Cuando se trata de refrigerantes OAT, hablamos de algo importante por dos razones.

En los motores de arranque, los refrigerantes convencionales no pueden mezclarse con refrigerantes OAT y, en segundo lugar, otras marcas de estos refrigerantes causan problemas si no coinciden con la especificación de materiales del refrigerante de fábrica. Mezclar marcas con el refrigerante de fábrica disminuirá las propiedades de su vida útil prolongada y causará otros problemas de compatibilidad.

Si un operador decide cambiar de un refrigerante a otro, será necesario limpiar el sistema tres veces antes de agregar el nuevo refrigerante. Esto reduce la probabilidad de cualquier tipo de contaminación. Asimismo, es esencial utilizar únicamente agua destilada o desionizada cuando se mezcla refrigerante de concentrado, ya que otros tipos de agua disminuyen las capacidades de protección.

¿Qué podemos ayudarle a encontrar?

0 resultados encontrado
tipo
filtrado por:

No se han encontrado resultados

Haga clic en este icono en todo el sitio para agregar páginas a sus favoritos.

Mis favoritos de CASE

0 resultado encontrado