Página agregada a favoritos

Recursos

Noticias

CASE Noticias

REDUCCIÓN DEL TCO CON LA SERIE G

  • Publicado mié nov 30, 2016

Como parte fundamental de todas las cargadoras de la serie G de CASE se presenta el concepto de costo total de propiedad (TCO, total cost of ownership).

Gracias a la combinación de las características de mejora de la productividad con la eficiencia operativa, los dueños de las cargadoras de ruedas disfrutarán de una máquina con una capacidad de trabajo superior y más eficiente que las de la serie G de CASE.

El TCO no es una ciencia exacta. Cada aplicación es diferente. No obstante, comprender cómo una máquina puede influir en el TCO debe ser una parte esencial del proceso de compra. Además, se convierte en una parte integral de la formación del operador una vez que se selecciona la máquina.

En este artículo definiremos el TCO, describiremos los elementos más importantes de las cargadoras de ruedas de la serie G, las cuales mejoran la ecuación del TCO, y ofreceremos consejos operativos para reducir aún más los costos.

¿Qué es el TCO?

El costo total de propiedad va más allá del precio de compra de la máquina, que es solo un elemento del presupuesto inicial.

En esencia, la cargadora es la plataforma que permite a su propietario hacer el trabajo. Tener esa máquina y cualquier accesorio u opción especializada que se haya adquirido con esta, brinda la capacidad para realizar una tarea. Esa tarea, en combinación con una gran variedad de factores geográficos y regionales, determinará la frecuencia con la que se puede poner a trabajar y su tarifa facturable. A menudo, este equilibrio de costo, demanda y capacidad es lo que impulsa a un contratista a considerar la compra de equipo adicional. Además, establece una base para el retorno de la inversión.

El TCO real se determina considerando todos los factores que involucra la operación de la máquina a lo largo de su vida de servicio: productividad, costo del combustible, costo del mantenimiento, utilización, tarifas del operador, valor de reventa (lo que su propietario recuperará una vez que su vida de servicio con la compañía haya terminado), etc.

Estos son los factores que CASE consideró en gran medida cuando diseñó la nueva cargadora de ruedas de la serie G.

Dimensionamiento y configuración adecuados

  • Tamaño: dimensionar una máquina de forma correcta para el uso que se le dará es fundamental. Además, las cargadoras de ruedas que se emplean en los entornos de producción y ciclos inciden en las operaciones iniciales y finales según la eficiencia de la carga de tolvas y camiones. Las máquinas demasiado grandes estarán fuera de actividad durante largos períodos y las que son demasiado pequeñas no podrán mantener el ritmo de la producción. Las cargadoras de ruedas de la serie G de CASE están disponibles en siete modelos que van desde los 141 hasta los 347 caballos de fuerza y el tamaño regular del cucharón va desde las 2,1 hasta las 6,25 yardas cúbicas. Factor de costo: una máquina de tamaño adecuado brindará el equilibrio correcto entre productividad y optimización de la utilización, uso y desgaste de la máquina, y tiempo/costo del operador en los controles.

  • Varillaje: las cargadoras de ruedas de la serie G están disponibles en tres configuraciones distintas: barra Z, portaherramientas y alcance ampliado. La barra Z es el varillaje estándar que se utiliza para cavar y cargar. El portaherramientas es ideal cuando la cargadora lleva mercancías apiladas o en palé. El alcance ampliado brinda mayor alcance para cargar camiones altos o apilar mercancías en partes altas. Factor de costo: si la configuración se ajusta al uso de forma adecuada, la máquina será más productiva y eficiente.

Factores que afectan la productividad (mayor rentabilidad de cada activo)

  • Transmisión: las cargadoras de ruedas de la serie G incluyen de forma estándar una transmisión de cuatro velocidades, pero los modelos 721G, 821G y 921G ofrecen una transmisión opcional de cinco velocidades. Las aplicaciones que requieren muchas horas de conducción en carretera (municipios, campos agrícolas, canteras) se beneficiarán de las ventajas de una transmisión de cinco velocidades. Factor de costo: la transmisión de cinco velocidades mejora la aceleración, las velocidades de desplazamiento y la potencia de subida (mayor productividad y rentabilidad). Además, en última instancia, puede mejorar la eficiencia del consumo de combustible (costos de consumibles más bajos).

  • Sistema hidráulico: la nueva serie G presenta un sistema de detección de carga electrohidráulico que permite una funcionalidad mejorada, así como funciones precisas de la cargadora y el cucharón, que producen menos calor, requieren menos combustible y ofrecen opciones de velocidad y control perfectas para la mayoría de las aplicaciones de la cargadora de ruedas. Factor de costo: un beneficio directo del sistema hidráulico de CASE es la productividad y la mayor rentabilidad. También permite una mayor eficiencia del consumo de combustible, dado que, para la carga, solo se emplea la energía necesaria para hacer funcionar la bomba de pistón variable. Un uso más eficiente de los caballos de fuerza da como resultado menos generación de calor, lo que disminuye el desgaste en los componentes circundantes y prolonga la vida de servicio.

  • Opciones de control automáticas del cucharón: la electrónica ha evolucionado hasta un punto donde la máquina (desde el compartimento del operador hasta el motor y todo lo demás) está conectada y trabaja en conjunto. Un desarrollo práctico de esto son las funciones de control automáticas del cucharón, tales como el control de altura, el retorno de excavación y el retorno de desplazamiento. Estas funciones, las cuales se ajustan y seleccionan con facilidad a través de un teclado de membrana nuevo en la cabina, ayudan a automatizar las funciones normales de la pluma y el cucharón, tales como la carga de camiones o tolvas de una altura común y regresar el cucharón a la posición de desplazamiento deseada. Factor de costo: estas características ayudan a aumentar la productividad y simplificar la operación, mientras se reduce la pérdida de tiempo, el movimiento y el combustible con cada ciclo. Cada onza de combustible que se ahorre mediante la eliminación de movimientos correctivos y excesivos, en especial en las aplicaciones repetitivas o de ciclos de producción alta, favorece el ahorro en los resultados finales.

  • Sin tiempo de regeneración e inactividad: las cargadoras de ruedas de la serie G son la segunda generación de cargadoras de ruedas de CASE que cuentan con la tecnología de reducción catalítica selectiva (SCR) para emisiones. La SCR es un sistema de tratamiento posterior que, a diferencia de las soluciones de recirculación de los gases de escape refrigerados (CEGR) y de filtro de partículas diésel (DPF), no atasca el motor con la recirculación. Asimismo, no necesita regeneración, la cual aumenta las temperaturas de escape del motor y puede necesitar que la máquina funcione entre 10 y 20 minutos sin un operador. Factor de costo: la regeneración manual con CEGR equivale a tiempo de inactividad (pérdida de productividad), mayor consumo de combustible y desgaste acelerado de los componentes circundantes debido al estrés térmico. La SCR permite que el motor funcione con el máximo rendimiento, tiempos de ciclo rápidos y consistentes, y un tiempo de actividad óptimo. Todo con una eficiencia superior en el consumo de combustible. Un costo adicional con los sistemas de la SCR es el líquido de escape diésel (DEF); sin embargo, las ventajas y el ahorro de costos de estos sistemas superan con creces el costo adicional del DEF.

Factores que afectan el costo de consumibles (gastos de elementos más bajos)

  • Eficiencia del consumo de combustible: ¿cómo la SCR mejora la eficiencia del consumo de combustible? En su definición más simple: no es necesario que el motor queme el combustible extra para poder funcionar con más temperatura y así quemar las partículas recogidas. El motor respira con libertad sin hacer recircular los gases de escape. Además, a través de los avances en hidráulica y electrónica que funcionan en conjunto con el motor, la energía de la máquina se aprovecha, se convierte y se almacena mejor para su uso en condiciones de trabajo extremas (véase la sección de hidráulica anterior), lo que permite a la máquina trabajar de forma más inteligente y ahorrar energía y combustible. Factor de costo: en general, el combustible es el mayor gasto en materia de consumibles del propietario. No es extraño ver a los propietarios de las cargadoras de ruedas de CASE, que antes usaban otras soluciones, lograr ahorros en el consumo de combustible de aproximadamente el 20 % y, en algunos casos, más.

  • Contrato estándar de tres años de mantenimiento planificado: como parte de CASE ProCare, cada cargadora de ruedas de la serie G incluye, de forma estándar, tres años de suscripción al sistema telemático, una garantía de fábrica de 3 años o 3,000 horas para toda la máquina, y un contrato de 3 años o 3,000 horas de mantenimiento planificado. Es importante comprender lo que significa el contrato de mantenimiento planificado: durante los primeros tres años de funcionamiento, todas las piezas y los trabajos relacionados con el mantenimiento planificado están cubiertos por el concesionario y el OEM. Factor de costo: este es un elemento directo de ahorro relacionado con los costos de propiedad durante los tres primeros años, el cual varía entre $8,000 y $16,000 por los tres primeros años de propiedad y está sujeto al tamaño de la cargadora de ruedas y su uso.

  • Opciones de neumático y eje: CASE ofrece opciones de eje y neumático diseñadas para satisfacer las necesidades exclusivas de casi todas las aplicaciones. Desde un diferencial de deslizamiento limitado estándar hasta diferenciales delanteros con bloqueo automático y traseros abiertos para el servicio pesado. Factor de costo: de forma muy similar a la situación del tren de rodaje de una máquina con orugas, existen muchos gastos relacionados con los neumáticos de una cargadora de ruedas. Usar una configuración incorrecta de ejes y neumáticos para una determinada aplicación de la cargadora con ruedas puede causar un mayor desgaste de los neumáticos, y poner los ejes bajo una carga innecesariamente excesiva.

Factores que afectan la confiabilidad y la vida de servicio

  • Refrigeración: las cargadoras de ruedas de la serie G de CASE ofrecen dos sistemas de refrigeración basados en el tamaño de la máquina. A partir de la serie 521G a la 921G se incluye el módulo de refrigeración montado en el centro, el cual es exclusivo de CASE y, además, cuenta con refrigeradores situados en un diseño de cubo que garantiza el acceso a aire ambiental limpio y fresco, mientras que limita la acumulación de suciedad y facilita el acceso para la limpieza de rutina. Un ventilador reversible opcional de velocidad variable minimiza aún más la necesidad de limpieza manual.

    Las series 1021G y 1121G tienen el cubo de refrigeración CASE, que también ofrece acceso directo al aire fresco para cada refrigerador (no hay nada apilado) y dispone de un ventilador reversible y fácil acceso para la limpieza.

    Factor de costo: hay un par de elementos importantes en juego aquí. Al mantener las temperaturas bajas en relación con otros diseños de refrigeración, la vida de servicio de los componentes del motor y los sistemas relacionados, a fin de cuentas, se prolonga. Este es un ahorro de por vida en la reparación y los costos. El otro elemento es el fuego, por ejemplo, cuando se trabaja en ambientes con materiales combustibles y finos, tales como los residuos, la madera y la agricultura. Dado que las temperaturas de funcionamiento más bajas reducen el riesgo de incendio y al no necesitar las temperaturas elevadas que produce la operación del DPF, las cargadoras de ruedas de CASE a menudo se clasifican para el uso en entornos con riesgo de combustión. En última instancia, esto ayuda a reducir la posibilidad de interrupciones del servicio, lo cual es un factor de contribución importante para reducir el costo total de propiedad.

  • Electrónica simple: CASE diseñó las interfaces electrónicas dentro de la cabina para que sean más intuitivas que nunca y más confiables para el trabajo en entornos de producción pesada. La serie G incorpora un controlador de estado sólido que reduce la cantidad de fusibles, relés y cables en la máquina para disminuir el nivel de complejidad del sistema. Además, se agregó un aislador de batería controlado de forma electrónica, el cual se acopla de manera automática en unos cinco minutos después de que se desactiva la llave de contacto. Esto le da tiempo suficiente a la SCR para completar el ciclo de purga y ayuda a reducir el riesgo de descargas accidentales de la batería. Factor de costo: menos fusibles, relés y cables equivalen a una mayor confiabilidad y menos tiempo de inactividad potencial.

Factores de funcionamiento

  • Modalidades de funcionamiento: aquí es donde la capacitación del operador es importante. Además, entender cómo cada modalidad de funcionamiento afecta la productividad y la utilización del combustible es fundamental. Cada cargadora de ruedas de la serie G ofrece cuatro modalidades de funcionamiento: modalidad ECO para una eficiencia máxima del consumo de combustible mientras se realizan trabajos básicos o ligeros; modalidad ESTÁNDAR para obtener la máxima eficiencia durante las tareas de carga más comunes que una cargadora puede enfrentar; modalidad MÁXIMA para ofrecer la potencia para manejar trabajos pesados; y modalidad AUTOMÁTICA que, en esencia, responde a la carga actual de la máquina y se establece como cree que debería ser. Factor de costo: no es raro que un operador ajuste una máquina en una modalidad y no la vuelva a cambiar. Hemos visto un gran número de aplicaciones donde un operador tenía la configuración de la máquina al máximo, sin ninguna otra razón que la suposición de que el máximo es igual a potencia máxima (lo que es cierto), pero cuya misma aplicación se podría realizar con facilidad y sin perder productividad en ECO. Ejemplo: cuando se cambia a la modalidad ECO, el operador puede realizar la misma tarea sin perder productividad y con un consumo de combustible considerablemente menor.

  • Ralentí automático/apagado automático: estos ajustes se pueden establecer con facilidad en el monitor nuevo de la serie G, de modo que se pueda usar el ralentí o el apagado automático del motor cuando este funciona por un período seleccionado sin que el operador lo maneje. Factor de costo: no es raro para un operador dejar que la máquina funcione mientras sale a realizar otra tarea. Esto ayuda a asegurar que la máquina no se ejecute de forma continua a las máximas RPM cuando no está en uso, lo que ayuda a ahorrar combustible, además del uso y el desgaste de la máquina.

  • Ergonomía: el asiento, los controles y su posición en la cabina se diseñaron para ajustarse a los parámetros de trabajo óptimos del 95 % de las formas y los tamaños de los cuerpos de los operadores de equipos actuales. Esto también incluye la colocación de espejos y líneas de visibilidad para reducir el esfuerzo. Factor de costo: en los casos más sencillos, “un operador más cómodo es un operador más productivo”. En los casos extremos, en especial, en los ciclos donde los operadores realizan movimientos constantes y repetitivos: ayuda a reducir la probabilidad de tensión y lesiones que pueden disminuir la productividad y provocar una pérdida de tiempo, una compensación laboral y un período de inactividad.

  • Panel del operador: un monitor LCD nuevo de ocho pulgadas proporciona al operador un control sencillo y una mayor perspectiva sobre muchas de las funciones y actividades de la cargadora. Factor de costo: una configuración de control más intuitiva equivale a una mayor probabilidad de que los operadores se beneficien de las opciones disponibles que simplifican el funcionamiento y lo hacen más eficiente. Además, hace que las principales condiciones y parámetros de operación en tiempo real sean más accesibles de forma directa para el operador, lo que puede ayudar a tomar mejores decisiones acerca del desempeño de la máquina, las necesidades de mantenimiento, etc. Además, en una industria donde el 43 % de los propietarios de equipos pesados informa tener dificultad para encontrar operadores cualificados, ayuda a capacitar a los nuevos operadores y reducir los costos relacionados con la contratación de operadores experimentados.

  • Sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado: el sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado se diseñó en su totalidad a partir de máquinas anteriores para permitir capacidades de descarchamiento y desempañamiento mucho mejores. Factor de costo: se inicia y funciona más rápido (mayor productividad).

Factores de apoyo

  • Sistema telemático: las formas en que el sistema telemático puede afectar al TCO son casi infinitas, y muchos contratistas siguen buscando maneras de aprovechar los datos y la información que ofrece el sistema telemático para reducir el costo total de operación. Con CASE ProCare, las cargadoras de ruedas de la serie G incluyen, de forma estándar, una suscripción de tres años al sistema telemático SiteWatch de CASE. La implementación no tiene ningún costo adicional para el propietario del equipo. Factores de costo: identifica las posibles condiciones dañinas de la máquina antes de que se conviertan en una falla mayor; comprende mejor la utilización y distribuye mejor las máquinas; identifica las ineficiencias en la producción y aborda o realiza una capacitación sobre ello según sea necesario; simplifica el mantenimiento planificado e incorpora asistencia del concesionario para contar con una segunda opinión en la observación de las condiciones de la máquina. Incluso una inversión de tiempo mínima en comprender y controlar los datos del sistema telemático puede ofrecer beneficios de dividendos considerables para flotas grandes y pequeñas. Además, un programa telemático proporciona un registro detallado del rendimiento y el mantenimiento de la máquina, lo que constituye un activo valioso cuando la máquina se traspasa al mercado de equipos secundarios, ya que puede ayudarlo a obtener más beneficios por la máquina y reducir aún más el TCO.

¿Qué podemos ayudarle a encontrar?

0 resultados encontrado
tipo
filtrado por:

No se han encontrado resultados

Haga clic en este icono en todo el sitio para agregar páginas a sus favoritos.

Mis favoritos de CASE

0 resultado encontrado