Página agregada a favoritos

Recursos

Noticias

CASE Noticias

Topadora doble como máquina de nivelación fina y gruesa: una sola topadora con control de máquina se encarga del trabajo de dos

  • Publicado lun mar 19, 2018

La topadora CASE 1150M equipada con sistema de control de máquina con GPS doble de Leica Geosystems mejora la eficiencia del sistema, simplifica la gestión de la flota y los movimientos de la máquina y permite que Metts Constructions realice más trabajos durante todo el año.

Como la tercera generación en el negocio de construcción de su familia, Corey Metts creció en el asiento de una topadora empujando y tirando de las palancas.

“No hay muchos trabajos donde te despiertas todas las mañanas y vas a jugar con los tractores. Es realmente lo único que he conocido”.

Metts Construction, ubicada en Chapin, Carolina del Sur, opera en la región de Midlands del estado. “Somos una empresa contratista de desmonte y nivelación. La mayor parte de nuestro trabajo es para constructores de casas personalizadas y contratistas generales de diseño y construcción”.

El trabajo que realiza Metts oscila entre viviendas unifamiliares y grandes desarrollos comerciales que abarcan numerosos acres. Uno de los proyectos más recientes de la empresa consistió en nivelar, instalar desagües pluviales y pavimentar el estacionamiento de una clínica pediátrica de dos acres fuera de Chapin. Al igual que muchos contratistas en la actualidad, Metts se enfrenta a la realidad de intentar obtener más resultados en plazos más ceñidos y, si bien sus sitios de trabajo no se parecen a las operaciones de movimiento de tierras amplias y complicadas anunciadas con la mayoría de los sistemas de control de máquinas, su negocio se benefició de la implementación de un sistema de GPS doble combinado con una topadora CASE de producción de tamaño mediano para eliminar esencialmente la necesidad de una segunda topadora de acabado en sus sitios de trabajo.

Simplificación de costos de propiedad y operativos: administración
Hace aproximadamente un año y medio, Metts reemplazó sus topadoras con oruga CASE 1850K (tracción de la barra de remolque de 65 200 libras, 194 de caballos de potencia) y CASE 850K (tracción de la barra de remolque de 42 800 libras, 97 caballos de potencia) con el nuevo modelo CASE 1150M (tracción de barra de remolque de 48 000 libras, 127 caballos de potencia) estándar con controles electrohidráulicos y opcional con control de máquina Leica iGD4SP-3D con el sistema de cableado integrado directamente desde la fábrica.

“[Ahora solo se necesita] un operador para hacer lo que esas dos máquinas podrían hacer”, dice Metts. “Fuimos sustancialmente más eficientes con todas nuestras actividades de nivelación y pudimos realizar más proyectos simplemente reduciendo el tiempo que invertimos en la nivelación”.

Cada topadora en la inversión de la flota anterior tenía un papel específico, el cual el modelo 1150M ha reemplazado debido a la potencia y el rendimiento de un modelo más nuevo combinado con las eficiencias logradas por el control de máquina.

“Por lo general, en un proyecto como este, el modelo 1850 probablemente pasaría dos semanas empujando tierra, haciendo que todo tenga una nivelación irregular y, a continuación, tenemos el modelo 850 para hacer el trabajo de acabado”, dice Metts. “Ahora con una sola máquina podemos tener un operador que haga todo en la mitad de tiempo. En un sitio como este, tienes la mitad del trabajo, la mitad del costo para introducir el equipo en el sitio y sacarlo. Es mucho más seguro tener solo una máquina en lugar de dos”.

Gran parte del valor a largo plazo de una máquina se determina según su utilización y capacidad para realizar el trabajo de manera eficiente (mayor capacidad de facturación/costos operativos más bajos). Metts está imaginando lograr eso con la configuración actual.

“Una vez que llegamos y hacemos el desmonte, ponemos la topadora a trabajar de forma inmediata: raspar la parte superior del suelo y construir el estanque de retención. Se utiliza tanto, o incluso más, que cualquier otra máquina en el sitio simplemente debido a las capacidades y a no tener que invertir en nada más. La utilizamos para la nivelación del bordillo y no tenemos que llamar a un agrimensor hasta después de que todo se haya nivelado. Podemos ahorrar mucho tiempo. No es necesario jalar cuerdas en el estacionamiento. Está reduciendo el costo de movimiento de tierra a un punto donde podemos tomarnos un poco más de tiempo para utilizar una máquina más pequeña si es necesario”.

Y si bien el modelo 1150M representa un compromiso entre las dos clases de tamaño de topadoras anteriores de Metts, la empresa informa que las eficiencias operativas se obtuvieron de un menor desplazamiento del motor, mientras que retiene un par firme y una fuerza de empuje gracias a un exclusivo sistema de administración hidráulico y tecnología Tier 4, que se asemejan a aquellos de la más pequeña de las dos topadoras que reemplazó.

“La eficiencia en el consumo de combustible para esta máquina es comparable a nuestro modelo 850K más antiguo. Estamos obteniendo mucha más de producción para nuestro combustible debido a la actualización de los motores Tier 4”.

Obtención de una ventaja competitiva con control de máquina
“Este modelo 1150M es el primer equipo que compramos con control de máquina”, comenta Metts. “Estábamos en un punto en el que no podíamos competir sin [ella]. Ahora vamos a competir con cualquier otra persona en el área de movimiento de tierra. Si vamos a un proyecto pequeño, se reduce mucho tiempo, lo que prácticamente elimina la repetición del trabajo. No moveremos la tierra varias veces. Podemos abrir camino una vez y terminar con un área en el proyecto. Ese fue en realidad el gran punto de venta”.

El sistema iGD4SP-3D de Leica Geosystems con GPS doble permite una nivelación rápida y eficiente con una excelente precisión.

“Tiene el controlador de pantalla táctil en el interior, una configuración de estación base en un poste que montamos en otro lugar, y también tenemos un receptor móvil para completar cualquier demarcación que sea necesaria fuera del uso de la topadora. El GPS doble es mucho más preciso que cualquiera de los sistemas de control tipo láser que hemos utilizado. Sigue cada contorno, prácticamente todo lo que hacemos en el sitio. No tenemos que retroceder y volver a verificarlo. Lo nivelamos una vez y pasamos a la siguiente fase”.

Los beneficios reales del sistema de control de máquina se hacen evidentes cuando se tienen en cuenta las eficiencias que proporciona al final de un trabajo. El objetivo es mover la tierra lo menos posible y, al mismo tiempo, minimizar el deterioro y el desgaste de la máquina.

“Siempre hay tierra que se va a mover varias veces en un sitio de trabajo”, dice Metts. “Si puedes reducir el movimiento a una o dos veces frente a cuatro o cinco veces, entonces estás ahorrando combustible, mano de obra y los costos de seguro. El control de máquina redujo nuestros costos de mano de obra, tiempos de repetición del trabajo y costos de combustible, y mejoró nuestra eficiencia para lograr un 20 % más de trabajo en el año. Para aquellos que no tengan control de máquina en al menos una topadora, no pueden permitirse no contar con dicho control”.

Una de las razones por las que los contratistas de hoy en día todavía no han adoptado el control de máquina es el temor a una curva de aprendizaje o una configuración complicadas. Metts dice que lo ha ayudado a mejorar la competencia y la productividad generales de sus operadores sin que sea demasiado difícil de aprender.

“Cuando implementamos el sistema por primera vez… pasamos más tiempo colocando las piezas en la máquina que lo que nos llevó aprender a utilizarlo. El primer hombre que puse en la topadora fue un trabajador joven de 22 años, que nunca antes había estado en una hoja topadora. A la hora, estaba realizando la nivelación del bordillo en un proyecto. Es así de sencillo. Siento que prácticamente cualquier persona podría capacitarse para ser un conductor eficiente de niveladora dentro de una hora. Ya no debemos tener varios capataces de nivelación o personas calificadas para ejecutar el control de nivelación. Incluso un obrero joven puede venir y nivelar un estacionamiento tan bien como cualquier otra persona. Aún estamos recopilando pequeños consejos y trucos aquí y allá, pero somos bastante eficientes con eso”.

Las topadoras de la serie M refuerzan aún más el control del operador: comodidad
Otra característica de la nueva configuración que impresionó a Metts es la capacidad del modelo 1150M para establecer la sensibilidad de la hoja, la sensibilidad de la dirección y la sensibilidad de inversión en suave, moderado o agresivo. Esto permite al operador ajustar la capacidad de respuesta y los controles de la máquina según sus preferencias y las condiciones del suelo.

“Me llevó algo de tiempo acostumbrarme a la capacidad para cambiar la sensibilidad y la velocidad de la dirección, y también poder girar el control de la hoja al modo de nivelación fina”, dice Metts. “Disminuye la velocidad de los caudales hidráulicos. Eso fue una gran ayuda, incluso antes de que implementáramos el control de máquina. Sin el control de máquina encendido, el control de la hoja de la topadora tiene la capacidad de reducir el caudal y ralentizar la función, por lo que no se sacude la hoja hacia arriba y hacia abajo. Te simplifica todo”.

El modelo 1150M incorpora un nuevo diseño de cabina hacia delante con puertas de vidrio de piso a techo para proporcionar una visibilidad hacia la hoja líder en la industria. El capó inclinado y la posición del operador en la cabina proporcionan una excelente visibilidad hacia el suelo en la parte delantera de la máquina. Los ingenieros de CASE apuntaron a los operadores de todos los tamaños con una posición de asiento que les permitiera ver la punta y el talón de la hoja, al tiempo que también pudieran observar hasta 6 pulgadas detrás de la hoja para controlar la calidad de la nivelación, así como tener una buena vista del horizonte frente a la hoja.

“La visibilidad es excelente en el interior de la cabina”, dice Metts. “Con las puertas de vidrio grandes, puedes ver aproximadamente 18 pulgadas del extremo de la hoja en ambos lados. Algo que incluso en nuestras máquinas más antiguas con una cabina abierta era una proeza. La visibilidad es muy importante debido a nuestro trabajo en espacios estrechos; nivelamos hasta en edificios y debemos poder ver cada pequeña cosa a su alrededor. Ciertamente no deseamos derribar ningún edificio”.

El modelo 1150M también cuenta con una cabina sellada y presurizada que ayuda a mantener el polvo y otros materiales fuera del entorno operativo. La cabina y el nuevo sistema de tren de rodaje ajustado de vibraciones reducen significativamente el ruido en comparación con las generaciones anteriores, lo que ayuda a reducir la fatiga del operador.

“La estación del operador es extremadamente cómoda: el asiento con suspensión neumática… todo parece adaptarse muy bien de forma ergonómica. Esta es la primera topadora de cabina cerrada que hemos tenido. No creo que alguna vez regresemos a la cabina abierta”.

Acceso a la asistencia del concesionario y el OEM
Cuando llegó el momento de asistir a Metts mientras su empresa pasaba a la nueva topadora con control de máquina, Hills Machinery de Columbia, Carolina del Sur, estaba exclusivamente calificada para contribuir con la implementación, dado que el concesionario es un distribuidor de soluciones de precisión con certificación SiteControl de CASE.

“El departamento de ventas ha sido excelente, el departamento de piezas es fantástico: simplemente no sentimos que fuera necesario apostar por otra marca. Una cosa que habíamos experimentado con Hills Machinery, a diferencia de otros concesionarios, es que, cuando hacemos una llamada, ellos responden. Se tomarán el tiempo para trabajar con nosotros y resolver los problemas que tenemos, o decir qué podemos hacer para ser más eficiente en el trabajo y brindarnos las soluciones adecuadas”.

El modelo 1150M con control de máquina cuenta además con el respaldo de CASE y Hills a través de la oferta ProCare, un conjunto de garantías de producto que incluye tres años de suscripción al sistema telemático SiteWatch avanzado de CASE, una garantía limitada de fábrica de tres años o 3000 horas para toda la máquina y un contrato de mantenimiento planificado de tres años o 3000 horas. ProCare permite a los contratistas invertir en equipos nuevos mientras hace que los costos de propiedad y operación sean predecibles durante los tres primeros años de propiedad.

“El costo de mantenimiento ha sido prácticamente inexistente”, concluye Metts.

¿Qué podemos ayudarle a encontrar?

0 resultados encontrado
tipo
filtrado por:

No se han encontrado resultados

Haga clic en este icono en todo el sitio para agregar páginas a sus favoritos.

Mis favoritos de CASE

0 resultado encontrado